Translate

martes, 16 de julio de 2013

En la Recta Final del Gobierno del FMLN con el Crecimiento Económico Estancado.

Por mas que se quiere esconder el sello del pensamiento comunista por el de un gobierno centrista en todo el accionar del primer gobierno del FMLN, no han podido engañar al laborioso pueblo salvadoreño porque su interlocutor el Presidente Mauricio Funes Cartagena, siempre da los toques finales que aseguran la ruta hacia una economía comandada, impulsando y firmando los decretos legislativos que desestabilizan la economía de mercado como sistema de vida económica de los salvadoreños.

Querer destruir el sistema económico del mercado salvadoreño apuro decreto legislativo, se les a hecho cuesta arriba porque la gran mayoría de los empresarios, de los comerciantes, de los industriales salvadoreños, sean estos grandes, medianos o pequeños, han luchado desde un inicio por desarrollar sus negocios desde las plazas de los mercados municipales hasta convertirlos en grandes empresas a nivel nacional como internacional, cada empresario salvadoreño se siente orgulloso de sus logros alcanzados de esa perseverancia por estar presentes en el mercado cada instante de sus vidas vendiendo sus ofertas a sus consumidores.

Por eso hemos vivido en estos últimos años del gobierno de Funes Cartagena, una constante confrontación con el empresariado porque el gobierno esta empecinado en matar la gallina de los huevos de oro que cada empresario, comerciante e industrial posee, mediante decretos que demanda mayor regulaciones de los negocios como tributaciones, limitándoles las libertades generadoras de una mayor productividad para crear mas empleo.

Este accionar de quienes gobiernan, dan la impresión de querer aplastar al empresariado salvadoreño tal como ocurrió con el sector Agroindustrial hace tres décadas en la época del Comunitarismo para un Mundo Mejor del PDC, en tiempos de Napoleón Duarte.  Esta confrontación entre el empresariado y el gobierno han generado una persistente desaceleración y lento desempeño económico tal como lo demuestran el Índice de Volumen de Actividad Económica y CEPAL.

El quebranto del entendimiento y de la armonía entre empresarios y gobierno, demuestra falta de inteligencia emocional de quienes nos gobiernan, destapando el plan macabro del gobierno del FMLN:  Debilitar a mas no poder a los generadores del empleo productivo y multiplicadores del dinero para aumentar las regalías de dinero en asistencialismo en compañía de ALBA El Salvador.  Manteniendo este fenómeno desacelerador de la economía, abre las puertas a los proyectos de ALBA en El Salvador con finalidad social……  Con una sola intención:  Mantener el clientelismo político de sus votantes.