Translate

viernes, 3 de junio de 2011

Funes Cartagena: 2 años de gobierno y 2 caprichos

Cosa rara y curiosa los suplicios economicos que nos imponemos los votantes salvadoreños, al escoger un gobierno del FMLN en las pasadas elecciones presidenciales, nuestro actual gobernante nos remonta a los mismos esquemas vividos en 1980, en tiempos de los gobiernos del PDC.  El sufrimiento actual son producidos por los caprichos de Funes Cartagena y de su gobierno efemelenista, van dos años en el gobierno y no logran direccionar la maquinaria económica al ritmo de crecimiento que supere los niveles productivos alcanzados durante los gobiernos de ARENA o los niveles de productividad de 1960, en tiempos del PCN por ello, este gobierno me recuerda mucho los tiempos del PDC con Napoleón Duarte donde era famoso el decir popular: Con Duarte aunque no me harte.

Hasta el momento todo lo ejecutado en política económica no satisface a nuestros ciudadanos porque no pueden sentirse beneficiados en sus bolsillos, estos se encuentran vacíos sin tener poder adquisitivo, dando pie al nuevo dicho popular: Mauricio Funes es la nueva Evita...Porque evita que comas, porque evita que trabajes, porque evita la inversión extranjera directa, etc...etc.

El constante deterioro del poder adquisitivo de nuestra clase media, tiene su arranque en la mente del presidente Funes, pensando que el modelo económico social de mercado esta terminado y para colmo cierra la puerta al dialogo con el empresariado salvadoreño, utilizando su pensamiento perverso que el empresariado lo utilizara una vez mas, solo para el beneficio de la clase fundamental, manteniendo su capricho: Que no es títere de nadie.  El otro capricho de Funes, se debe al despilfarro del bien publico y la única forma que encuentra para contener la deuda publica, anunciar al empresariado nuevas políticas tributarias, por el continuo aumento del gasto publico, derivando al gobierno en endeudamiento que lo lleva a una situación complicada y en ruta al impago.

 Quedando demostrado con estos dos años de gobierno efemelenista que son incapaces para gobernar tal como lo reza la propaganda política de ARENA. Para borrar ese rotulo de incapacidad debe mejorar los indicadores macroeconómicos y los efemelenistas deben obviar el tema de expropiación de la inversión de la clase fundamental.