Translate

martes, 8 de noviembre de 2011

Temporal E12, deja a Funes Cartagena…..Diciendo No tenemos recursos

http://www.laprensagrafica.com/opinion/caricatura/225927-caricatura-del-24-de-octubre-del-2011-.html


Ayer 07 de noviembre de 2011, escuche la voz del presidente de la Republica decir no tenemos recursos para la reconstrucción y subsanar los daños sufridos en la infraestructura del pasado temporal de lluvia E12……Ese decir me trajo a la memoria la pasada administración del presidente Francisco Flores después de los dos terremotos del 2001.  A el, nunca se le escucho decir palabras negativas y quejosas por el contrario fueron de aliento y de oportunidad para edificar lo destruido por la catástrofe natural.

Gracias a Dios para el beneficio de la clase fundamental salvadoreña, el presidente Arenero supo identificar su equipo de trabajo de crisis y conto con el Ministro Quirós Noltenius, quien supo encausar las labores de reconstrucción con precisión y ejecución al mando del Ministerio de Obras Publicas, reedificando todo lo que estuvo a su alcance y levantando el espíritu trabajador del obrero salvadoreño.

Cual es la diferencia con el actual presidente Efemelenista que este, no ha sabido potenciar su liderazgo y no ha podido identificar las virtudes y fortalezas de sus equipos de trabajo para aumentar el éxito a favor de la reconstrucción y por el contrario solo se escuchan lamentos…..Para muestra un botón, de los fondos asignados para la inversión en infraestructura y restitución de daños por la tormenta IDA, hay una porción de estos sin ejecutarse por esa falta de liderazgo en el equipo de trabajo.

A quien demandar ejecución y finalización a los problemas causados por la pasada catástrofe natural.  Primero, al Presidente de la Republica por su falta de conducción y seguimiento en la conclusión de lo dañado.  Segundo, al Ministro de Obras Publicas Gerson Martínez por su lentitud y falta de trabajo en la resolución de los problemas de infraestructura.  Tercero, al Ministro de Hacienda Carlos Cáceres por permitir la reorientación de los fondos destinados para el rubro de seguridad publica.

Para recibir ayuda externa se debe dar muestras del buen uso del gasto publico, utilizándolo primero en resolver las necesidades de los damnificados y de los afectados colateralmente por los riesgos naturales.  Desviando los fondos asignados para resolver los problemas del cambio climático a otras necesidades de la Republica, da pauta a una falta de conducción ante las emergencias y actúa  en detrimento de la cooperación externa.

Como muy bien sabemos los salvadoreños estas manifestaciones de la naturaleza, ocurren año con año, sin poder predecir en que parte del territorio salvadoreño impactara mas, no se vale decir que no hay recursos para la restitución de lo dañado, si continuamos desviando los recursos asignados.